Blog

PAN RECIÉN HORNEADO EN CASA POR NEFF Love Cooking

PAN RECIÉN HORNEADO

Una casa que huele a pan recién horneado es una casa que huele a hogar. Si nunca os habéis atrevido a hacer vuestro propio pan de vez en cuando, con esta sencilla receta os parecerá más fácil que nunca. La clave está en amasar 10 minutos y no dejar que la masa pase frío, así obtendréis un pan riquísimo.

03390_Pan

Pan casero por NEFF

 

Para hacer pan casero sólo necesitáis:

500 gr. de harina

325 ml de agua templada

8 gr. de sal

Levadura de panadero (15 gr. si es fresca y 5 gr. si es seca)

 

Su preparación es muy fácil siguiendo estos pasos:

Primero, ponemos la harina en un bol amplio e incorporamos la sal. Si se utiliza levadura fresca, la disolvemos en el agua ligeramente templada. Si usamos levadura seca, la mezclamos con la harina y la sal.

Después, hacemos un hueco en la harina y añadimos el agua a la vez que mezclamos, a ser posible, con una sola mano. Cuando está bien mezclado comenzamos a amasar con las dos manos durante aproximadamente 10 minutos, hasta que la masa se despegue de las manos. Este amasado puede hacerse sobre una base lisa espolvoreada de harina.

Dejamos reposar la masa de 15 a 20 minutos y tapamos con un paño. Pasado este tiempo, amasamos de nuevo y le damos la forma que deseemos, torta, molde, barras o panecillos.

Precalentamos el horno a 220º. Dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen y horneamos según sea el tamaño de las piezas de 15 a 35 minutos.

Podéis sofisticar esta receta básica poniendo en los panecillos sésamo, semillas de amapola, pimienta, eneldo seco o cualquier otra aromática que os guste, os aseguramos que estarán deliciosos.

Hornea el pan en tu propia casa

Mientras que la mayoría de panaderías utiliza hornos de gas en los que la llama proporciona un calor uniforme, en su panadería, Fridolin Artmann emplea un horno de leña que se calienta con gránulos y que mantiene el calor con piedras.

En nuestro caso, si vas a hornear en casa, sigue las siguientes recomendaciones:

1. Precalienta adecuadamente el horno.

2. Ajústalo a la máxima temperatura y hornea el pan durante al menos diez minutos para formar la corteza. Si es posible a una temperatura de 260 ºC o superior.

3. Reduce la temperatura a unos 200 ºC, dependiendo del tipo de pan que vayas a hornear, y déjalo hasta una hora más.

maestro-panadero-conservacion-pan

Pan casero por Neff

Conserva el pan adecuadamente

“La conservación del pan depende en gran medida de tu gusto individual”:

  • Si eres fan de la corteza y quieres que tu pan siga teniendo una corteza firme al día siguiente, simplemente deja la barra con la parte cortada hacia abajo sobre una tabla de madera.
  • Si el pan está todavía caliente al comprarlo, deja la bolsa abierta y cuando llegues a casa retira inmediatamente el pan de la bolsa y déjalo enfriar.
  • Si prefieres que el pan más blando y tierno, consérvalo en una bolsa de plástico.

Ver receta original en NEFF-pasion-por-la-cocina[1]       logo_tha_3

FACEBOOK SANTOS BREZO

TWITTER SANTOS BREZO