Blog

RECETA SANTOS PARA UN DULCE VERANO: Éclairs de verano

RECETA SANTOS PARA UN DULCE VERANO

slide_calendario-2016-recetas-postres-cocinas-santos-2

IMG_0436   Preparación

  1. 15 minutos

Cocción

  1. 45 minutos

Raciones

  1. 8 éclairs

Ingredientes Para la pasta choux

  1. 80 ml de leche
  2. 80 ml de agua
  3. 70 g de mantequilla
  4. 1 pizca de sal
  5. 10 g de azúcar
  6. 100 g de harina
  7. 2 huevos medianos

Para el helado de vainilla

  1. 3 yemas de huevo
  2. 250 ml de leche
  3. 250 ml de nata para montar
  4. 150 g de azúcar
  5. 1 vaina de vainilla

Para la decoración

  1. 100 g de chocolate blanco
  2. 1 lámina de transfer

Preparación Un día antes: el helado de vainilla

Comenzar preparando el helado. Poner en un cazo al fuego la leche, la vainilla, la nata y el azúcar. Aparte, batir muy bien las 3 yemas de huevo. Cuando la mezcla comience a hervir, apartarla del fuego. Retirar la vaina de vainilla, hacer un corte longitudinal y raspar las semillas de su interior para dejarlas caer sobre la mezcla. Verter la mezcla en caliente sobre las yemas, poco a poco y sin parar de remover para que no cuaje. Volver a llevar al fuego, y remover sin cesar hasta que espese ligeramente. Cuando al cubrir el dorso de una cuchara con una porción de la mezcla y pasar el dedo sobre ella, se quede la marca, sabremos que el espesor es el correcto.  Dejar enfriar y guardar la mezcla en un recipiente hermético en el frigorífico hasta el día siguiente. Cuando vayamos a rellenar los éclairs, mantecar el helado en una máquina heladora según las instrucciones del fabricante. Si no se dispone de máquina de helado, introducir la mezcla en el congelador, dentro de un recipiente hermético. Durante las 2 o 3 primeras horas de congelación, cada media hora, sacarla y batirla con un tenedor o batidor de varillas.

Preparación de la pasta choux

La masa de los éclairs debe ser algo más dura que la de los profiteroles, ya que los éclairs deben mantener la forma perfectamente, sin aplanarse al escudillarlos. Precalentar el horno a 150º C y forrar una bandeja de horno con papel de hornear. Poner la leche y el agua al fuego. Añadir la mantequilla, la sal y el azúcar, y calentar a fuego vivo hasta que se disuelva la mantequilla (sin que llegue a hervir). Una vez disuelta la mantequilla, llevar la mezcla a ebullición.

Retirar del fuego y añadimos la harina de golpe. Mezclar con una espátula hasta que no se aprecie harina seca. Llevar de nuevo al fuego medio-alto para que se seque la masa. Remover sin cesar hasta que la masa ya no se pegue a la cacerola ni a la espátula (1 minuto aproximadamente).

Pasar la masa caliente a otro bol y añadir 2/3 de los 2 huevos batidos. Mezclar bien. Añadir la cantidad restante de huevo y mezclar bien. Obtendremos una masa homogénea y brillante.

Transferir la masa a una manga pastelera con boquilla redonda lisa (o rizada) de unos 2 cm. Sobre la placa de horno, con la manga en un ángulo de 45º y presionando uniformemente para que salga la misma cantidad de masa, presionar formando una tira de masa de unos 10-15 cm de largo. Si la masa está bien hecha, deberá mantener perfectamente la forma, sin venirse abajo. Cortar la masa con un cuchillo de hoja y seguir escudillando la masa hasta formar todos los éclairs, dejando una separación entre ellos, ya que crecerán al hornearse.

Hornear durante unos 45-50 minutos. Apagar el horno y dejar dentro los éclairs con la puerta abierta otros 10 minutos más, para que terminen de secarse (si no estamos seguros de que estén secos, podemos sacar uno del horno y abrirlo para comprobarlo). Retirar del horno y dejar enfriar.

Perforar la base de los éclairs en tres puntos distintos y rellenar de helado, recién mantecado, para que no esté totalmente duro. Reservar en el congelador hasta que vayamos a consumir (aunque lo mejor con los éclairs rellenos es consumirlos en el mismo día). Si no están rellenos, pueden conservarse en el congelador durante un mes.

Para la decoración de chocolate, fundir chocolate y verterlo sobre una lámina de transfer. Una vez el chocolate ha endurecido un poco, con un cuchillo, cortarlo para adaptarlo a la forma de cada éclair. Cuando ha endurecido del todo, despegar con cuidado la lámina de transfer y, con ayuda de un poco de chocolate fundido, pegar la placa decorada a cada éclair, ya relleno y listo para servir.

Para ver imágenes del proceso de elaboración y la presentación final de esta receta visita el blog La Receta de la Felicidad.

http://santos.es/spa/293-receta-santos-para-un-dulce-julio-eclairs-de-verano