Una cocina con sabor a Mediterráneo

Una cocina en blanco y aguamarina

Se respira tranquilidad en la cocina de Elena y Cristóbal. La mezcla de colores no podía ser más armónica, el verde de las paredes y elementos de paso combinado con el gris nube del mueble nos transmite ese ambiente calmado del sur que buscaban sus propietarios; el mármol en la encimera equilibra la solidez de un material con historia y la percepción volátil que nos provoca su contacto.

El sol baña de luz la estancia a través de la ventana unificando el color del conjunto, regalándonos con ello la sensación de paz que todos tenemos cuando miramos el mar.

En forma de U

Cuando sus propietarios se plantearon renovar la cocina, pusieron su objetivo en una cocina funcional, una cocina donde trabajar pero también donde poder reposar el ajetreo diario. Sin duda lo han conseguido, la distribución en forma de U, facilitan los movimientos cuando estamos enfocados en la preparación de los alimentos.

Una amplia zona de trabajo refuerza esta sensación pues permite movernos sin la limitación de encimera. Así mismo los grandes cajoneros que soportan la placa alojan la mayoría de los elementos que necesitamos en una cocina.

 

Todo invita a la calma

Los altos hábilmente situados sobre la pared que aloja los elementos de agua no quitan visibilidad ni luz a este espacio. A su vez su apertura plegable evita los obstáculos de puertas mientras estamos en la cocina. Un solo movimiento para abrirlos cuando empezamos a trabajar y otro para cerrarlos cuando terminamos.

La comodidad es la característica principal de este proyecto, por supuesto sin minusvalorar la estética, ergonomía y funcionalidad que es innegable cuando nos centramos en él.

La barra volada en la zona de la ventana permite disfrutar de la luz del día independientemente del clima exterior. Y para cuando se quiere saborear cada minuto que compartimos con la familia, este espacio se comunica con la zona de estar que dispone de una gran mesa para ello.

Una gran cocina en el centro de Madrid

Sin duda Elena y Cristóbal han conseguido ese rincón de hogar donde todo tiene su lugar y nada sobra, donde conseguimos que el día a día sea un espacio de vida que disfrutamos compartiendo con los nuestros.

Facebook Santos Brezo

Instagram Santos Brezo 

Fotografía Esther Carmona 

Convertimos espacios en hogares